VamosTodos son parte de los asuntos familiares - Vamos
Colaboradores

Todos son parte de los asuntos familiares


Familia |Por: Alegría Crespo
0

“Esas son cosas de grandes” “No te preocupes, anda a jugar” “Son conversaciones de adultos”, son frases familiares al momento de no saber cómo tratar un asunto que está preocupando a toda la familia y que no sabemos i es prudente o no que los más pequeños de casa sepan. La comunicación es sumamente necesaria, debido a que es el vehículo que atrae los demás valores. Por tanto, es sumamente importante crear este vínculo con los niños. Al estar comunicados permanentemente con ellos, podemos incidir en su conducta de manera asertiva.

Si todos los familiares se mantienen en permanente comunicación, se puede ofrecer apoyo moral y acompañamiento al saber qué sucede. Si nosotros como padres les contamos e nuestros hijos sobre nuestros problemas (en un lenguaje apropiado y sencillo para ellos), ellos también ser abrirán a contarnos lo que les sucede ya que la imagen de intocables y perfectos de sus padres se convierte en humana y real. Nuestros hijos deben saber que siempre, a pesar de cualquier circunstancia, estaremos apoyándolos y los respaldaremos con amor.

Por el contrario de lo que pensaríamos, esconder las dificultades, solamente casusa distanciamiento e incomprensión entre los miembros de la familia.

He aquí algunas sugerencias:

1.       Hablar permanentemente con nuestros hijos, encontrar momentos oportunos para hacerlo y preguntarles qué estuvo bien en su día y qué estuvo mal. No nos conformaremos con la respuesta fría y minimalista de “bien” para todo. Es importante que sepan que deben expresarse permanentemente tanto en lo bueno como en lo malo.

2.       Leer con ellos y analizar distintas historias para hacer hipótesis de cómo enfrentarían diversas situaciones.

3.       Contarles anécdotas de cuando éramos niños, de nuestros logros, nuestros fracasos, de cuando nos sentimos avergonzados, de cuando nos equivocamos o estuvimos tristes. Cuando el niño nos escucha hablar de nuestra infancia se traslada a una etapa de nuestra vida en la cual fuimos como ellos y se sienten identificados.

Si queremos tener una relación de confianza y transparencia con nuestros hijos, debemos trabajar la misma desde que nacen. Así, todo fluirá naturalmente y será muy sencillo adecuarse a distintas tempestades, sabiendo que con el amor y apoyo de los miembros de la familia, después de las mismas…siempre sale el sol.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital