VamosTips para un rostro limpio y sano - Vamos

Tips para un rostro limpio y sano


Cuerpo y Piel |Por: Pamela Vásquez
0

El hábito de la limpieza facial debe adquirirse desde joven, su momento es la noche y la mejor manera es extendiendo el limpiador desde el centro de la cara hacia afuera.

La limpieza del rostro debe ser diaria y realizarse con productos específicos para así poder eliminar impurezas (contaminación, polvo, células muertas, secreciones) y restos de maquillaje. Limpiar a diario contribuye a oxigenar la piel y a mantener la luminosidad natural, además es imprescindible para la efectividad de cualquier tratamiento posterior.

La limpieza debe ser realizada con suavidad sin frotar o restregar, si se está maquillada primero utilizar un desmaquillante según el tipo de piel y según hábitos o preferencias. Para la zona de los ojos utilizar desmaquillante para esa área, desde el interior hacia el exterior procurando dibujar una media luna, con un algodón empapado del producto, primero parpado superior y luego el inferior.

Existen en el mercado varios tipos de limpiadores faciales, están las toallitas, la leche limpiadora y tónico, geles al agua, lociones dos en uno, agua micelares y jabones.

Las toallitas son fáciles de usar, cómodas para viajes, gimnasio, etc. Hay húmedas, q se usan al sacarlas del paquete directo al rostro; y las secas que se emulsionan con agua y dan suave espuma. Ambas se pueden usar para ojos y rostro.

La leche limpiadora y tónico, es el más clásico, la leche o crema es más para un cutis seco, se aplica con suave masaje evitando los ojos y se retira con un algodón o papel tisú. El tónico se empapa en algodón y se aplica dando pequeños toquecitos, este es para eliminar restos de la leche limpiadora y para cerrar los poros.

Los geles al agua, son rápidos y cómodos suelen incluir principios activos con vitaminas por ejemplo, es más para tipo de cutis tendencia a graso y pieles jóvenes.

Lociones dos en uno (duales), es la más novedosa, son frescas y ligeras, tienen la función de la leche limpiadora o gel y el tónico en uno solo frasco, es aconsejable alternar su uso con otro tipo de desmaquillante porque a veces puede dejar residuos grasos en la piel.

Lo último que se está utilizando y que salió al mercado es el uso del agua micelar, que a más de retirar el maquillaje, al mismo tiempo limpia el rostro, hay para cada tipo de piel, para piel grasa con componentes que regulan la producción de sebo y así mismo para piel seca con vitamina E.

El uso del jabón normal para desmaquillarse es contraproducente, ya que puede escamar o irritar la epidermis por no tener un pH afín a la piel del rostro. Existen una serie de jabones sin detergentes, específicos para el cutis, que producen una suave espuma y con agentes activos para cada tipo de piel, siempre se debe masajear suavemente sobre la piel húmeda, evitando los ojos y luego enjuagar con agua.

La limpieza de cutis profesional es profunda y tiene varios beneficios, estimulación linfática, mejora el riego sanguíneo, descongestiona y desintoxica la piel.  En general dependiendo del tipo de piel es la frecuencia de las mismas, si se tiene un cutis normal a seco se puede realizar cada dos o tres meses, si el cutis es mixto o graso es recomendable máximo una vez al mes y si cada vez se limpia correctamente en casa incluso podría ser menos frecuente.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital