VamosTerapia inductiva de punción y colágeno - Vamos

Terapia inductiva de punción y colágeno


Belleza, Cuerpo y Piel, Newsletter |Por: Dra. Pamela Vásquez
0

La terapia inductiva de punción para la producción natural de colágeno es un diseño revolucionario y único. Se trata de un instrumento diseñado por el Dr. Des Fernandes, un destacado cirujano plástico sudafricano, fundador de una línea internacional de productos para el cuidado de la piel.

Es un mango de plástico manejable con un rodillo de plástico de acción suave y unas micro-agujas duraderas de acero inoxidable.

Se emplea para realizar microperforaciones en la capa córnea de la piel, las cuales tienen un diámetro superior al de las moléculas que deben atravesarlas para llegar a la epidermis que está debajo. Así las moléculas o principios activos contenidos en las cremas, sueros, geles, etc., atraviesan ‘literalmente’ los agujeros y alcanzan la epidermis para generar su efecto.

Pero a más de hacer más permeable a la piel del rostro, también estas microagujas inducen la producción de colágeno. ¿Cómo funciona la inducción percutánea de colágeno?

Es el resultado de una respuesta natural de la piel herida, incluso si la herida es minúscula. Cada herida, por pequeña que sea, pasa por las tres fases clásicas de curación: inflamación, proliferación (formación de tejido), reestructuración del tejido

Las agujas harán unas pequeñas fisuras que cicatrizarán rápidamente, poniendo en marcha la fase de inflamación, iniciando una compleja cascada química donde atrae a los leucocitos (neutrófilos) y así los fibroblastos acudirán a la zona lesionada.

Esta reacción es automática y produce un aumento de la actividad para que se produzca más colágeno y más elastina. La re-epitelización se produce unas horas después de haber realizado las punciones y se empieza a producir todos los componentes para reestablecer la base de la membrana con laminina y colágeno del tipo IV y VII. Un día o dos después de la lesión se comienza a proliferar y a engrosar la epidermis.

Las indicaciones de esta técnica son para restaurar la tensión de la piel en los estados tempranos de envejecimiento, para cicatrices de acné, cicatrices en general y para estrías.

Las ventajas es que la piel se vuelve más gruesa y eso es permanente, la fase de cicatrización es corta, se puede realizar en personas que han sido sometidas al láser o aquellas que tengan una piel muy fina.

Hay leves efectos secundarios, la piel puede presentar una apariencia ligeramente ‘cansada’ como resultado de una leve hinchazón, esto disminuye con el pasar de los días.

Contraindicaciones de su uso, en el caso de que la piel presente acné activo, eczema, rosácea, psoriasis, queratosis solar severa, cáncer de piel, lunares, verrugas, infecciones producidas por hongos o bacterias.

Está técnica debe ser realizada por médicos especialistas, ya que se está provocando una lesión en la piel y su reacción debe ser controlada y monitoreada.

Sobre el autor

Gabriela TeránVer todas las entradas de Gabriela Terán
Desarrollado por PCN Agencia Digital