Vamos¡Supera los trastornos del aprendizaje! - Vamos

¡Supera los trastornos del aprendizaje!


Inteligencia Emocional |Por: MARÍA GABRIELA MENA
0

El 5 % de niños sufre de algún trastorno de aprendizaje
El Dr. Alfred Tomatis estudió la relación entre el oído y la voz y, por extensión, la relación entre la escucha y la comunicación. Desarrolló la pedagogía que ayuda al individuo a encontrar sus capacidades de análisis, concentración y comunicación.

Si “la escucha está alterada”, es posible oír bien y escuchar mal. Se oye correctamente el mensaje sonoro, pero se analiza mal la información por relación con la parte emocional. El cerebro se protege creando barreras que pueden favorecer así, el desarrollo de numerosos trastornos, entre los cuales aparecen: trastornos de aprendizaje y atención

El término de trastornos de aprendizaje, generalmente agrupa varios trastornos
• dislexia cuando se trata de la lectura
• disortografía para las correspondencias entre letras y sonidos
• dispraxia cuando están relacionados con la coordinación de gestos corporales
• disfasia para el lenguaje oral
• discalculia para las capacidades matemáticas

Estos trastornos tienen un origen neurobiológico y corresponden al hecho que ciertas zonas del cerebro no se han desarrollado correctamente durante el periodo prenatal.

El Método Tomatis ® interviene en la plasticidad de los circuitos nerviosos implicados en el desciframiento y el análisis de los sonidos, al mismo tiempo en los de la motricidad, el equilibrio y la coordinación. Así, ayuda a desarrollar estrategias de compensación frente a los trastornos del aprendizaje y del lenguaje.

La distorsión de la escucha también afecta el deseo de comunicar y El Método Tomatis®  trabaja sobre la recepción y la emisión del sonido y actúa eficazmente en la comunicación.

El Método Tomatis® mantiene el cerebro en alerta
La atención corresponde a un estado general de alerta y de vigilancia que permite al sistema nervioso ser receptivo a cualquier tipo de información que llegue. En trastornos de atención y de hiperactividad, el método Tomatis® demuestra ser una herramienta eficaz.

El TDAH (Trastorno por déficit atencional e hiperactividad) es un trastorno neurobiológico que afecta entre un 5 y 10 % de la población infantil, llegando a la edad adulta en el 60 % de los casos y es una de las grandes causas del fracaso escolar.

Se trata de un trastorno del comportamiento por:
• Distracción de moderada a grave,
• Periodos de atención breve,
• Dificultad de mantener la atención voluntaria frente a actividades tanto académicas como cotidianas, inquietud motora,
• Inestabilidad emocional,
• Conductas impulsivas

Habitualmente, los síntomas empeoran en situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad. Por ejemplo: escuchar al maestro en clase, hacer deberes, escuchar o leer textos largos, trabajar en tareas monótonas…

Si no hay discriminación de sonidos, el cerebro no puede integrar la información recibida por el oído, de ahí las  dificultades de atención y aprendizaje. Y una falta de dinamización cortical por falta de percepción de las frecuencias agudas, se intenta compensar con el movimiento, de ahí la hiperactividad, que no es más que una falta de energía que intenta cubrir con el movimiento, para recargar el cerebro.

© Shutterstock

© Shutterstock

Aprende mejor las lenguas extranjeras
El objetivo del método Tomatis® es brindar a cualquier persona que desee aprender un idioma, la posibilidad de apropiarse realmente de sus ritmos y sonidos permitiendo al oído adaptarse eficazmente a estos últimos, con el fin de poder analizarlos y reproducirlos.
La aplicación del método, reduce a la mitad, el tiempo de aprendizaje de un idioma

“La voz solo contiene lo que el oído puede escuchar”
Uno de los campos de aplicación históricos del método Tomatis® está en relación con la mejora de la musicalidad y la voz hablada o cantada. Los descubrimientos del Dr. Tomatis afectan las relaciones entre la fonación y la audición. Pudo también demostrar, que era posible corregir tanto la una como la otra, siendo éstas funciones esenciales.

Además, una emisión vocal de calidad no exige solamente una buena escucha del mensaje sonoro que viene del exterior, sino también y sobre todo una buena auto escucha, es decir, la capacidad de utilizar la propia voz como la fuente sonora para analizar y controlar con exactitud, en intensidad y calidad.

Así, la acción de este proceso, podrá ser dirigida a:
• La dificultad de hablar o de cantar con facilidad
• La impresión de forzar la voz
• Falta de fluidez verbal
• La falta de exactitud y de precisión
• Falta de timbre que produce voces demasiado sordas, agudas o gangosas.
• Falta de modulación o de entonación
• Pérdida del control de la intensidad de la voz

El Método Tomatis® permite el control de la voz hablada y cantada en todos sus parámetros: timbre, volumen, afinación, modulación, ritmo, memorización musical, postura,…

Mejora la sensibilidad musical para escuchar la música o tocar un instrumento, la exactitud y precisión en el análisis, interpretación y apreciación instrumental.

MARÍA GABRIELA MENA
Consultora Tomatis®
gabriela@gmenaestimulación.com
Celular: 0999936896
Consultorio: 5151310

Sobre el autor

Soporte 2SISVer todas las entradas de Soporte 2SIS
Desarrollado por 2SIS Medios Digitales