VamosSíndrome del sobrellenado facial - Vamos

Síndrome del sobrellenado facial

Lunes, enero 27, 2020
Cuerpo y Piel |Por: Pamela Vásquez
0

Los rellenos o fillers son considerados una de las técnicas más utilizadas en medicina estética, ya sea para mejorar la apariencia de unos ojos cansados, o dar unos labios más carnosos, un relleno de surco o arrugas profundas o dando volumen en esas partes que por el pasar de los años van perdiendo su forma original.

Hay diferentes tipos de rellenos y densidades según la zona anatómica a tratar y la durabilidad de los mismos puede ser temporal o en algunos casos permanente.

¿Qué pasa cuando se excede su uso o colocación, cuando ya queremos regresar más años de los que nuestro rostro soporta? Los resultados pueden ser muy inesperados y sobre todo causar daños internos.

El síndrome del sobrellenado facial es una complicación común del uso del relleno en el tejido blando y da como resultado la distorsión de la anatomía y topografía funcional facial.

Los pacientes asiáticos son particularmente propensos a un exceso de llenado debido a su estructura ósea más pequeña, pero todos los pacientes corren el riesgo de desarrollar tales complicaciones.

Donde más se aprecia este sobrellenado suele ser en la zona de pómulos, contorno facial, mentón y labios; dando una forma como hinchada o inflado del rostro, al reírse se pierde el movimiento natural en el contorno de ojos, y se “sube” el pómulo, y en labios se ven hinchados no carnosos.

Tener conciencia del síndrome de sobrellenado es fundamental entre los profesionales de la estética medica en la creación de caras distorsionadas, antinaturales y estéticamente desagradables.

La causa suele ser la colocación repetida de rellenos en el mismo compartimiento de tejido durante varias sesiones del tratamiento.

El objetivo principal de los rellenos es hacer que nuestra piel se vea renovada, sin perder la originalidad de la anatomía facial.

Por lo tanto es importante que todos lo sepamos para que tanto los pacientes como los profesionales puedan comprender conjuntamente y determinar cuándo es “suficiente”.

¡No es lo que el paciente quiere, es lo que el paciente necesita! Cada rostro es diferente anatómicamente y no se puede poner estándares cambiando la anatomía facial, el paciente debe lucir con un relleno lo más natural posible y verse bien.

Como profesionales médicos de la salud está en nosotros poner un alto en evitar este tipo de excesos en nuestros pacientes.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital