VamosSeñales de que vas demasiado rápido y estás ahuyentando a quien te gusta - Vamos
Colaboradores

Señales de que vas demasiado rápido y estás ahuyentando a quien te gusta

Martes, octubre 24, 2017
Vamos Al Día |Por: Agencias
0

La emoción que causa el amor nos vuelve torpes, impulsivos y ciegos. Eso provoca que no tomemos precisamente las mejores decisiones y que, a menudo, arruinemos algo que pudo haber sido grandioso.

Ser intenso o intensa lo arruina absolutamente todo cuando se trata de una relación incipiente; es decir, durante las primeras citas, cuando aún no han formalizado ni la situación es clara. El otro se siente acorralado, acosado, sofocado y –por lo tanto– toma su distancia.

Mientras la otra persona no ha tenido ese gesto —ni da señales de querer tenerlo— se te ocurre que sería buena idea presentarlo con tu familia. De manera improvisada —y sin consultárselo— lo llevas a una fiesta, una comida o reunión familiar. Esto puede significar para la otra persona un compromiso que no está dispuesto a asumir.

Aunque no está en sus planes, insistes en visitar su casa, salir con sus amigos, integrarte a las actividades que realiza aparte de ti. Obligar al otro a entrar en su vida es no sólo inútil sino perjudicial para ambos, debe existir un respeto a los espacios privados.

Tienen algunos días o semanas saliendo y en una de esas citas se encuentran con algún amigo tuyo en la calle. Al presentarlo, en lugar de hacerlo por su nombre, dices que es tu pareja. Error. Si no han establecido una relación, el otro puede pensar que estás tomando una decisión sin considerarlo.

Se convierte en tu prioridad y lo sabe. Eso le asusta. Dejas de salir con tus amigos, ya no asistes más al curso que tanto amabas, sales corriendo del trabajo con la única finalidad de verlo o verla. A menos que sienta lo mismo, volverse el centro de atención de alguien tan pronto hace que quiera huir.

Poner que estás en una relación sin consultarlo con el otro antes, etiquetarlo en fotografías, estados, lugares, canciones, noticias, memes sin parar todo el día; son conductas obsesivas que pueden resultar incómodas. Quizás el otro prefiera esperar y es algo que debes respetar.

Tener detalles cursis es lindo en una relación, pero cuando ni siquiera ha empezado, dan miedo. A menos que el otro esté igual de interesado, no es recomendable hacer planes en el aire.

Idealizar a alguien que acabamos de conocer es perfectamente normal. Sentir ganas de mostrar todo el cariño y amor que sentimos, también. Sin embargo, todo lleva su tiempo. El otro puede estar pasando por una situación complicada; quizás es muy pronto para empezar una relación o le han roto el corazón tantas veces que prefiere llevarlo con calma. Una relación es de dos, por lo que es necesario esperar hasta que el otro esté listo para dar el siguiente paso y formalizar. Mientras eso sucede, cansarlo con comportamientos obsesivos sólo va a hacer que se aleje de ti.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital