Vamos¿Qué significa ser autosexual? - Vamos

¿Qué significa ser autosexual?

Miércoles, enero 15, 2020
Sexualidad, Parejas y Amor |Por: Dra. Alicia Garzón
0

La autosexualidad se refiere a la sexualidad ejercida por un individuo en solitario. Esta práctica erótico sexual también es llamada autoejercicio de la función sexual, autoerotismo, masturbación y/o sexualidad en solitario. Los nombres que se le han asignado a la autosexualidad no son necesariamente correctos, desde el punto de vista de la definición. Por ejemplo, el término masturbación quiere decir toque de los genitales propios con las manos, mas no toda la autosexualidad incluye masturbación. Algunos de los nombres asignados a la autosexualidad hacen alusión, sobre todo, a los tipos de autosexualidad.

A diferencia del ejercicio de la función sexual en pareja, la autosexualidad se caracteriza porque la persona quien administra el estímulo sexual es el mismo individuo.  El administrador de dicho estímulo sexual se denomina administrador autosexual. En el caso del ejercicio de la función sexual en pareja, los administradores generalmente son los compañeros. El administrador, en esta situación, puede ser heterosexual, homosexual o bisexual. Así, la autosexualidad es una de las variantes fisiológicas que el ser humano emplea para ejercer la función sexual.

La sexualidad en solitario puede estar presente durante todas las etapas de la vida del ser humano y es de varios tipos. Además, ésta es independiente de la edad del individuo y de si tiene una pareja o no. En relación a la edad, la autosexualidad es muy evidente en los primeros años de la infancia; por ejemplo, cuando los niños y niñas tocan partes de sus propios cuerpos – entre ellas, sus propios genitales – durante la exploración y descubrimiento de su cuerpo. A pesar de lo habitual de esta práctica, es necesario recalcar que la autosexualidad no siempre finaliza con el toque de los genitales. También se debe conocer que, pese a la reacción natural de las zonas corporales ante el estímulo táctil, la sexualidad en solitario no siempre incluye el aparecimiento de todas las fases de la respuesta sexual, como son excitación, meseta, orgasmo, eyaculación, resolución y satisfacción sexual.

Hablando del coito, la sexualidad ejercida en pareja no descarta ni reemplaza a la sexualidad ejercida en solitario. Este principio se cumple en todas las conductas humanas. Así, el comer un desayuno en pareja no descarta ni reemplaza el alimentarse en solitario. De igual manera sucede con otras conductas, como dormir, descansar, hablar, pasear, entre otras. Las conductas realizadas en solitario y las realizadas con otras personas tienen un propósito distinto. Lo particularmente importante de la sexualidad en solitario es que ésta permite al individuo un proceso de autoconocimiento de su cuerpo y de su funcionamiento sexual y erótico. Al aprender a ejercer la función sexual en solitario, cada uno puede entonces responsabilizarse de su funcionamiento e interactuar con otra persona, en el ejercicio de la función sexual en pareja.

Ya que el ser humano es un ente gregario, es necesario revisar que la autosexualidad no reemplace tampoco a la sexualidad en pareja. Establecer un equilibrio y una retroalimentación entre las dos conductas, permite a la mujer y al hombre construir un camino sano a una sexualidad operativa y placentera. La comunicación, empatía y respeto por la sexualidad individual facilita así el encuentro en pareja, desde el autoconocimiento y autoaceptación. Experimente las variantes fisiológicas que puede compartir con su pareja. Sea permisivo en este proceso de aprendizaje sexual.  Establezca límites saludables que les permitan acercarse y favorecer la conexión emocional y corporal.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital