VamosMitos y verdades del vegetarianismo - Vamos

Mitos y verdades del vegetarianismo


Bienestar, Newsletter, Nutrición |Por: María Mercedes Castro
0

El vegetarianismo o vegetarismo es un régimen alimenticio que apareció  por primera vez en el mundo cuando se fundó la Vegetarian Society, en 1847, en Manchester. Esta forma de alimentación también es conocida hace muchos años como la dieta pitagórica , ya que Pitágoras fue un digno representante y el más célebre de los vegetarianos de la antigüedad, pues creía que no es posible el perfeccionamiento espiritual del hombre en ausencia de una actitud misericordiosa hacia otros seres.

Hoy en día, al vegetarianismo se lo conoce como un régimen alimentario que tiene como principio dejar de consumir  parcial o totalmente alimentos de origen animal. Existen varios tipos de vegetarianos, hay quienes no admiten ningún consumo de productos animales, que se denominan vegetarianos puros o estrictos.

Están también los que consumen leche y se conocen como lactovegetarianos; los que consumen huevos que se llaman  ovovegetarianos; los que ingieren ambos productos, los ovolacteovegetarianos; y, por último, los que no se alimentan de nada que proveniente de un animal o que hayan sido testeados en ellos, como los famosos veganos que suenan mucho más hoy en día.

Para la doctora Nohora Rueda, de Nutrición Humana, ser vegetariano es igual de saludable que ser omnívoro (se alimenta de toda clase de sustancias orgánicas, tanto vegetales como animales), siempre y cuando, en cualquiera de los dos regímenes se lleve una dieta equilibrada, variada y moderada, de acuerdo a los requerimientos de cada persona. Es importante, independientemente del tipo de vegetariano que se sea, incluir alimentos altos en proteína vegetal, oleaginosas como la quinua y evitar los azúcares y harinas refinadas, para dar espacio a cereales de alta calidad como los integrales, indica la especialista.

Vamos Mundo Magazine

Vamos Mundo Magazine

Una dieta vegetariana inadecuada puede provocar debilidad, anemia, crecimiento deficiente, debilidad en cabello y uñas, y osteopenia u osteoporosis. Pero más allá de ser una forma de alimentación, el vegetarianismo es en realidad una manera de ver y entender el mundo. Para Pedro Bermeo, director de la Fundación Libera, una asociación animalista, su forma de alimentarse es una postura política. “No solamente plantea un cambio en la forma en que nos entretenemos, nos vestimos, nos alimentamos y lo mas importante nos relacionamos. El veganismo, es una  postura política, le estamos diciendo al mundo como queremos que sea. Este movimiento nace como un estilo de vida de no discriminación hacia otras especies.”

Las personas que presentan una actitud diferente a la alimentación se enfrentan a diario a la discriminación, a no ser entendidos ni aceptados. Maria Claudia Rubio, vegetariana por muchos años, cuenta que la gente no entendía su forma de alimentarse y que muchas personas se molestaban cuando ella no comía lo que le ofrecían o preparaban.

Para Bermeo, esta discriminación va mucho más allá, llegando a tener tintes homofóbicos o también machistas, porque  piensan que las personas vegetarianas son débiles o hippies. “Es muy interesante analizarlos y entender la correlación de estas personas y el papel importante que jugamos los veganos en cuanto al machismo y la homofobia principalmente”.

Sin duda, cuando decidimos realizar cambios radicales en nuestra vida no es tarea fácil. Y cuando se asume esta forma de vivir es vital ponernos en manos de gente experta, en manos de especialistas que puedan darnos una guía nutricional adecuada. Por otro lado, es importante rodearnos de personas con un criterio amplio y tolerante que nos ayuden a aceptar que el mundo es para todos y que hay varios caminos para entenderlo.

Sobre el autor

Gabriela TeránVer todas las entradas de Gabriela Terán
Desarrollado por PCN Agencia Digital