VamosMi hijo es homosexual - Vamos
Colaboradores

Mi hijo es homosexual


Familia |Por: Dra. Emilia Jiménez
0

Sabemos que es un tema polémico, que puede causar resistencia e incluso incomodidad al abordarlo, sin embargo, es necesario que como oyentes y padres se den la oportunidad de informarse. Con frecuencia llegan padres que solicitan orientación y/o asesoramiento psicológico tras conocer que su hijo o hija es gay, se sienten impotentes ante la situación y no saben cómo sobrellevarla.

Para muchos padres hablar sobre sexualidad con sus hijos es una tarea difícil, sobre todo porque en nuestra cultura se ha concebido como un tema tabú, más aún cuando hablamos sobre diversidad sexual. Pienso que el hablar sin tapujos sobre homosexualidad en la infancia y la adolescencia, puede ayudar a los padres a gestionar la situación, o al menos aportar con ideas claras. Recordemos que todas las personas somos un mundo y a muchos puede parecerles complicado reaccionar con naturalidad tras conocer la orientación sexual de sus hijos.

¿A que nos referimos cuando hablamos de orientación sexual?

 Es un término que se utiliza para hacer referencia a la atracción emocional, romántica, afectiva o sexual que sentimos hacia otras personas, la cual surge normalmente en la etapa de la preadolescencia.

La homosexualidad es entonces una de las posibilidades dentro de la orientación sexual, existiendo al menos otras 7 orientaciones.

A través de la consulta he podido identificar que con frecuencia los sentimientos angustiosos de los padres que han recibido la noticia acerca de sus hijos y su orientación sexual, se deben al temor de que su hijo/a sufra a causa del rechazo social, o incluso que puedan hacerle daño física o emocionalmente. También surge incertidumbre al creer que muchas de las expectativas que tenían en su hijo/a se han caído. Frases como “No seremos abuelos, no sabrás lo que es ser padre o madre”, “Ya no podrás formar una familia, ni podrás casarte”, “Todo es mas complicado de ahora en adelante”.

Es normal sentirse ofuscado y sentir temor, ya que es algo que se ha considerado “anormal” durante mucho tiempo y por lo tanto es un campo desconocido para la mayoría. Sin embargo, es una realidad que bajo ninguna circunstancia debe rechazarse, pues la orientación sexual es algo que no puede elegirse, como no puede elegirse el color de piel.

¿Qué deben saber los padres sobre la homosexualidad de su hijo/a?

.        Ser gay no es una enfermedad y por lo tanto no existe una cura.

·         Ser gay no es un problema psicológico ni psiquiátrico.

·         Ser gay no es una elección personal, es una característica de la identidad, como tantas otras.

·         Ser gay no es una moda de la sociedad moderna en la que vivimos, se puede experimentar con la sexualidad, sin embargo, una vez establecida la orientación sexual, no puede modificarse.

·         Ser gay no es un vicio.

·         Ser gay no es algo que se aprenda por observar a otras personas con diversa orientación sexual.

·         Ser gay no aumenta las posibilidades de contraer VIH o cualquier otra enfermedad de trasmisión sexual, la desinformación sí.

Es esencial que los padres proporcionen todo el amor, cariño y apoyo. El rechazar al niño o adolescente por su orientación sexual puede ocasionar traumas, o afectar el bienestar emocional del menor. Así como los padres tienen sus conflictos y temores en relación a la homosexualidad, el niño o adolescente también los tiene, por lo que implica el autoconocimiento y sobre todo la autoaceptación en una sociedad todavía desinformada y por lo tanto medianamente tolerante.

La adolescencia es una etapa turbulenta, no solo por los cambios físicos, también es una etapa de autodescubrimiento. Cuando un adolescente descubre que es homosexual, al igual que en los padres, surge incertidumbre por el miedo a rechazo, a no encajar, a ser juzgado e incluso humillado, muchos optan por mantener en secreto parte de su identidad para evitar el sufrimiento, los estereotipos y los prejuicios, además pueden experimentar culpa, sentir que han decepcionado a sus padres, creyendo de manera errónea que deben sentirse avergonzados por su orientación. Puede que les tome un tiempo aceptar su orientación sexual como parte de su identidad y con seguridad abrirse al mundo, comúnmente esta apertura se conoce como “salir del clóset”.

A menudo, el salir del clóset, significa tal conflicto para los adolescentes y sus padres, que se olvidan que la orientación sexual es solo una parte de esta identidad y dejan a un lado todas las demás características de sí mismos por descubrir, construir y aceptar. Pueden llegar a ensimismarse con el tema, cayendo incluso en estereotipos sociales sobre la homosexualidad, alejándose de su autenticidad. Por este motivo, mientras se logre aceptar la homosexualidad sin tanto drama, los adolescentes están más cerca de su esencia, reconociéndose enteramente a sí mismos, construyendo su propio mundo con éxito.

Emilia Jiménez Psicóloga Clínica

Telf: 0984914437

Correo: emiliajimenez1993@hotmail.com

Dirección: República del Salvador N35 – 126 y Portugal, edificio Zante oficina 307.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital