VamosComo mejorar la circulación para disminuir la celulitis y otros problemas - Vamos
Colaboradores

Como mejorar la circulación para disminuir la celulitis y otros problemas


Cuerpo y Piel |Por: Pamela Vásquez
0

Las alteraciones del contorno corporal en estética, como la celulitis, las arañas vasculares (telangiectasias) y varices; son causadas por un dilatación, inflamación, o afección en la circulación sanguínea.

Es importante conocer si son asociadas a una patología, como algún trastorno arterio – venoso, endocrinos (ovario poliquísticos, resistencia a la insulina), hipertensión arterial, retención de líquidos, obesidad o sobrepeso.

Factores predisponentes como edad, sexo, hereditarios, sedentarismo, embarazos múltiples, posiciones por tiempo prolongado (de pie), tabaco, alcohol, cafeína, estrés; que van a afectar la micro circulación sanguínea de alguna manera.

Realizar una buena historia clínica al paciente es clave, para diferenciar y derivar para tratar la enfermedad de base; si la causa es por otros factores, el tratamiento suele ser específico, ya que la mayoría suelen estar combinadas o relacionadas.

Si tengo celulitis y varices por un sobrepeso u obesidad, se debe tratar con dieta, ejercicio y principios activos que sean reductores de grasa localizada, activadores de la circulación sanguínea, drenantes linfáticos en mesoterapia; por ejemplo.

La mesoterapia ayuda a estimular la micro circulación, a regenerar el tejido y al ser micro dosis se absorbe por la epidermis, sin causar molestias con excelentes resultados.

Los tratamientos pueden ser combinados con aparatología de estética como la carboxiterapia, que por compensación estimula la circulación por vasodilatación y activación de oxígeno en la zona que se coloca, siendo el tratamiento de elección en celulitis.

Otras opciones de tratamiento que se pueden utilizar es la cavitación que a más de reducir la grasa localizada, mejora notablemente la circulación y activa los vasos sanguíneos.

El drenaje linfático es imprescindible en los casos de retención de líquidos, para por der eliminar ese exceso que causa presión y disminuir la congestión circulatoria y la presentación de los síntomas.

Una adecuada alimentación es importante, baja en carbohidratos y en azúcares; así como evitar el sedentarismo realizando ejercicio regular y prolongado en las áreas afectadas más comunes, como lo son en piernas, glúteos y abdomen.

Hay ciertas contraindicaciones a tomar en cuenta en cualquier tratamiento que se trate de vasos sanguíneos, como pacientes embarazadas, trombosis venosas profunda, trombosis venosa aguda, estados febriles, antecedentes de cáncer.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital