Vamos¿Manzanas rojas o verdes? Mitos y verdades - Vamos

¿Manzanas rojas o verdes? Mitos y verdades

Hemos escuchado muchos mitos sobre que es mejor comer manzanas verdes que las rojas o viceversa. Entonces, siendo esta fruta tan importante para nuestro organismo, en este artículo aprenderemos las ventajas, desventajas, beneficios y propiedades que tiene cada una. 

En realidad no son muchas las diferencias (al margen del color) que se pueden observar en unas y en otras. Sí es cierto que su composición nutricional es algo diferente, pues: las manzanas rojas tienen más azúcar que las manzanas verdes, las manzanas rojas son más indicadas para la protección de la piel y la composición de las verdes está más orientada a los problemas de diabetes.

Tanto la manzana roja como la manzana verde tienen un bajo contenido en calorías. Comer una manzana cada día, de cualquier tipo, es recomendable para tener una buena salud, pero las dos manzanas sirven para llevar a cabo métodos de pérdida de peso.

¿Por qué? Porque no tienen grasa. Contienen fibra e hidratos de carbono, por lo que facilitan la digestión. Además, tienen un contenido de proteínas importante y sobre todo un alto contenido de Vitamina C. Comer manzanas nos hidrata, ya que envuelve un elevado contenido de agua, alrededor de un 80 %.

La manzana es diurética y reduce la tensión arterial por su elevado contenido en potasio. Generalmente, no es una fruta que se destaque por  sus vitaminas, pero posee vitamina E, un fuerte antioxidante. Por supuesto posee fibra soluble e insoluble. Si la comemos cruda y con piel ayuda a prevenir el estreñimiento. Si tenemos diarrea podemos mejorar comiéndola asada o en compota.

La piel de la manzana posee pectina, un tipo de fibra que protege nuestra mucosa intestinal, por lo que bien lavada podemos consumir la piel para aprovechar sus beneficios protectores de nuestro tracto digestivo. La pectina tiene un posible papel protector frente a ciertos tipos de cáncer como el de colon.

Gracias a la quercetina, otro fitoquímico que posee, la manzana contribuye a prevenir  problemas cardiovasculares, el asma y otras enfermedades inflamatorias como la artritis.

Posee ácidos como el málico o el tartárico que ayudan a digerir la grasa si la comemos de postre, después de una comida desequilibrada, además, de hacer que la glucosa suba despacio en sangre (previniendo la diabetes) gracias a su fibra soluble.

Las manzanas son alimentos ricos en antioxidantes, pero no todas las variedades son iguales, siendo la manzana roja la de mayor capacidad antioxidante, ya que tiene más de 20000 ORAC (unidad que mide la captación de radicales libres, moléculas que nos oxidan y envejecen).

Ventajas y desventajas de las manzanas verdes:

Shutterstock

Shutterstock

Desventajas: La manzana verde puede provocar acidez de estómago. Consulte con el médico en caso de patologías de colon. La ingesta masiva de manzanas verdes acentúa el desequilibrio químico de nuestro organismo.

Ventajas: Las manzanas verdes son uno de los mejores protectores del ADN frente al sol, cuidándonos de posibles enfermedades como el melanoma. Es importante para prevenir y curar infecciones de la piel. Reduce y protege contra el cáncer de colon.

El consumo controlado de manzana verde ayuda a los cálculos biliares (el exceso puede ser perjudicial), a la higiene bucal, pues las manzanas nos ayudan a eliminar restos de comida de los dientes cuándo no disponemos de cepillo, hilo dental, etc. Además es beneficioso para la composición dental.

Las manzanas verdes son muy utilizadas en la dieta para bajar la grasa corporal. Son ricas en fibra, pero si padecemos colon irritable o enfermedades similares, debemos consultar con nuestro médico el consumo. No tiene colesterol y son ricas en vitaminas E, C, B y A. Son antioxidantes, purifican y limpian la sangre.

Las manzanas verdes son mejores para la dieta que las manzanas rojas. Ayudan a regular los niveles de azúcar, lo que las convierte en perfecta para la alimentación diabética.

Ventajas y desventajas de las manzanas rojas:

Desventajas: Contienen más azúcar que las manzanas verdes. Tienen un poder menor como antioxidante con respecto a las manzanas verdes.

Shutterstock

Shutterstock

Ventajas: Consumirla trae beneficios contra el cáncer. Tienen antocianinas en su cáscara, lo que ayuda a la piel contra el envejecimiento. Limpia los intestinos, purifica la sangre y el hígado. Son calmantes y facilitan el sueño. Además ayudan a controlar los nervios. Son buenas desinfectantes de la boca y, su zumo es perfecto como remedio para la fiebre. Su alto contenido en hierro la posicionan como preferida ante el asma o la tuberculosis, así como para los resfriados, problemas de garganta o bronquitis.

“Una manzana al día mantiene al médico lejos”, así dice el refrán y además, ayudan a fortalecer los huesos, músculos y ligamentos; son un importante productor de colágeno.

Nota: ¡¡Las manzanas no se pelan!! Las ‘desventajas’ que presentan las manzanas no son significativas, únicamente debemos tenerlas en cuenta si padecemos alguna enfermedad crónica. ¡¡Las manzanas son un tesoro!!

Veronica Romero

Lic. en nutrición

Teléfono: 0979334227

Sobre el autor

Gabriela TeránVer todas las entradas de Gabriela Terán
Desarrollado por PCN Agencia Digital