VamosLiberar nuestras emociones - Vamos

Liberar nuestras emociones


Bienestar, Inteligencia Emocional, Newsletter |Por: Claudia Echeverri
0

Las emociones son parte del ser humano. Cumplen una función como todo lo que existe y, sin embargo, pasamos la mayor parte del tiempo huyendo de ellas. ¿Cuántos de nosotros hemos estado envueltos en nubes de ira o de mucha tristeza que no nos dejan ver la belleza de la vida? 

Los seres humanos tenemos emociones provenientes del instinto y se activan por estímulos externos. Tenemos emociones que no son un problema, casi siempre las dejamos fluir y suele ser sano compartirlas con los demás. En cambio, las emociones con energías más densas como la ira, el resentimiento, la venganza, la envidia, los celos, la tristeza, el miedo, etc., son las que tenemos que tener más en cuenta, ya que uno de lo errores más graves de la sociedad es que nos enseñan a no permitir el flujo de estas emociones, hay un rechazo total a ellas y esto hace que causen más daño a nosotros y a nuestro entorno.

Es recomendable y sano aprender a canalizar nuestras emociones. Todo lo contrario a los que nos dijeron, tenemos que sentirlas y dejar que fluyan a través de nosotros. Y cada vez que tengamos una emoción densa lo recomendable es apartarse de la gente y luego liberarla.

Existen diversas formas de liberarlas como darle golpes a un cojín o almohada, gritar a solas, trabajar o remover tierra, hacer deporte intenso, inclusive bailar. Lo importante es que lo hagas con esa intención, lo escribas antes y traigas al momento presente el suceso que activó la emoción, e inmediatamente vayas al ejercicio de liberación. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.

Para finalizar el ejercicio puedes usar música tranquila, invocar la presencia de tu divinidad o poder superior y pedirle que te ayude a liberar. Eso cerrará con broche de oro tu ejercicio. Entre más practiques la liberación consciente de emociones, más fácil y rápido se volverá y con el tiempo ya no dominarán tu ser. Simplemente serás un observador y las dejarás pasar. Es así como cuando vemos el agua del río pasar por las rocas, sin lucha.

Es fácil y se puede. Requiere disposición, práctica y ganas de fluir con la vida para ser felices. Y lo más importante, no tener miedo a sentir nuestras emociones negativas, ellas fueron diseñadas con un propósito. Si las dejas libres, las dejas ser, te permites experimentarlas. Si las liberas de una forma adecuada puedes lograr tu paz interior.

El camino y el aprendizaje es eterno, pero con cada paso hacia la conciencia de ti mismo la vida se va tornando más armoniosa y bella. Date el chance de aprender nuevas formas de hacer las cosas de una forma más sana. Busca ayuda.

¡Namaste!

Claudia Echeverri

Instructora de Talleres de Transformación y Crecimiento

Oneness Trainer, Oneness University, India

Sobre el autor

Valeria AlarcónVer todas las entradas de Valeria Alarcón
Desarrollado por 2SIS Medios Digitales