VamosLas canas en medicina estética - Vamos
Colaboradores

Las canas en medicina estética


Belleza |Por: Pamela Vásquez
0

La canicie o la aparición de las canas, es cuando el cabello ha perdido el pigmento o color, es decir, la melanina. La aparición temprana o tardía de estas depende de la carga genética de cada persona. Hay quienes empiezan a presentarlas desde los 20 o mitad de los 30 años y otras que casi nunca tendrán.

Sin embargo, existen algunos factores que puedan predisponer a alguna persona a padecer de esta despigmentación. Por ejemplo, aquellas personas que tienen vitíligo (falta de melanina es por zonas), por una mala nutrición, por el uso de medicamentos oncológicos (quimioterapia) o por la exposición a ciertos químicos que pueden alterar los melanocitos.

Aunque no se ha comprobado científicamente todavía, el estrés se ha considerado como un desencadenante de la canicie. Se ha asociado en algunos estudios que el aparecimiento de las canas, además del factor hereditario, son las cargas de estrés a las que están expuestos los jóvenes, que hace que se presenten más frecuentemente.

La pigmentación del folículo capilar se da en tres pasos; la síntesis de la melanina por los melanocitos foliculares, la transferencia de los melanosomas a los queratinocitos y por último la formación del tallo piloso pigmentado o coloreado.

El daño o lesión se puede dar en las tres fases, es por eso que en el tratamiento es importante tratar de reestablecer todas; al detenerse la producción folicular se da un aumento de concentración del peróxido de hidrogeno y este oxida a la melanina, que es lo que pasa cuando se hace una decoloración química del cabello para colocar tinte.

Dentro de los tratamientos esta la mesoterapia con principios activos como N-acetyl y el diguanocil tetra fosfato que revierten este proceso de oxidación de la melanina, también la aplicación tópica en loción.

Otros métodos son la alta frecuencia y la electroporación. Los cuales dan estímulos al cuero cabelludo a través de dispositivos especiales que se asemejan a peines que conducen pulsos eléctricos que mejoran el flujo sanguíneo y la circulación; esto tiene efectos positivos en las células melanocitos.

La frecuencia de estos tratamientos puede ser 1 vez por semana en alrededor de unos dos a tres meses. La efectividad de los mismos varía entre cada paciente.

No hay tratamiento médico que prevenga la aparición de canas. Lo que hay son tratamientos estéticos que estimulan las células que producen el color para que continúen la pigmentación.

La última forma y más convencional de disimular las canas sigue siendo los tintes de cabello, es recomendable utilizar aquellos libres de amoníaco y peróxido, y usarlos cada tres meses. Asimismo, es recomendable aplicar la mezcla en alguna región de la piel antes de teñir el cabello, para prevenir lesiones o quemaduras.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital