VamosLa rosácea en medicina estética - Vamos

La rosácea en medicina estética


Belleza, Cuerpo y Piel, Newsletter |Por: Dra. Pamela Vásquez P.
0

La rosácea es una enfermedad dermatológica crónica, que especialmente afecta a la cara y a veces los ojos, es el enrojecimiento del rostro, granos o espinillas y en etapas avanzadas hasta el engrosamiento de la piel. Es más común en mujeres (especialmente durante la menopausia), y se presenta generalmente en personas de tez blanca y entre los 30 y 60 años.

La mayoría del enrojecimiento se encuentra en el centro de la cara (la frente, la nariz, las mejillas, y la barbilla). También se puede tener ardor y una leve hinchazón.

Las líneas rojas delgadas debajo de la piel (telangiectasias), aparecen cuando los vasos sanguíneos que están debajo se engrosan. Esta área de la piel puede estar algo hinchada, tibia y enrojecida.

Algunas personas (mayormente los hombres) tienen la nariz roja, más grande y con bultos, no es común en hombres, pero los que tienen suele ser en grado más severo.

La causa normalmente es desconocida, se cree que tiene predisposición hereditaria, las personas que se ruborizan con facilidad son más propensas a tenerla.

La rosácea puede estar asociada con otros trastornos cutáneos (acné vulgar, seborrea) o con trastornos oculares (blefaritis, queratitis).

Algunos factores pueden empeorar la rosácea: el calor (incluyendo los baños de agua caliente), ejercicio intenso, viento, temperaturas muy frías, comidas y bebidas calientes o picantes, alcohol, la menopausia, a veces el estrés (subida de presión), el uso continuo de corticosteroides en la cara.

No existe una cura para la rosácea, pero se puede tratar y controlar, y con el tiempo la piel puede lucir mejor. Se pueden realizar varios tratamientos,  a veces, y si el caso, es necesario aplicar antibióticos directamente sobre la piel o por vía oral.

Hoy en día existe en el mercado soluciones y geles de uso tópico que alivian el enrojecimiento y el ardor relacionado con la rosácea. Una buena opción es el agua termala, que refresca y enfría. Se pueden usar pocas gotas de agua medicada, empacada al vacío, para que los pacientes la usen en cualquier momento que se presente el brote, no importa si están con maquillaje.

Las pequeñas arañitas vasculares que se asocian a esta enfermedad y que suelen ser la causa, se pueden disminuir con plasma rico en plaquetas para mejorar circulación, también tratar con mesoterapia con principios activos vasculares o láser.

Algunas personas encuentran que el maquillaje correctivo de un teñido verde ayuda a ocultar el enrojecimiento de la piel, ya que a veces la base no logra cubrirla.

Sobre el autor

NICOLE MONCAYOVer todas las entradas de NICOLE MONCAYO
Desarrollado por PCN Agencia Digital