VamosLa importancia de la relación con nuestros padres - Vamos

La importancia de la relación con nuestros padres


Bienestar, Inteligencia Emocional, Newsletter |Por: Claudia Echeverri
0

La relación más importante, la relación primordial, siempre será la que tuvimos en la infancia con nuestros padres y la que tenemos en la actualidad con ellos. Y ¿por qué? Porque ellos viven dentro de nosotros. Todas sus creencias, sus condicionamientos, su información y experiencias nos fueron transmitidas cuando éramos niños. Al llegar a la adultez no recordamos la mayoría de las cosas que escuchamos, vimos y vivimos en la infancia, pero lo que sí vemos es que hay varios resentimientos hacia los padres. Estos resentimientos grandes o pequeños se manifiestan cuando ellos hacen o dicen cosas que no nos gustan, no las aceptamos y les juzgamos o criticamos interna o externamente. Y lastimosamente esos dolores no nos dejan crecer ni sanar. Por eso se convierte en la relación más importante, porque una vez vamos sanando las heridas internas que llevamos adentro hacia ellos, nuestro mundo exterior va cambiando y la paz interior empieza a desarrollarse.

El camino hacia la sanación de esta relación primordial es el perdón hacia ellos, hacia ti mismo, esto te lleva a la comprensión de que ellos solo podían hacer lo mejor que podían en ese momento con el nivel de conciencia que tenían. Contemplar esto nos va liberando.

¿Cómo podemos pedirle a un niño de tres años que resuelva problemas de algebra? De la misma forma sucede con los padres, al nivel que estuvieran, no les podemos exigir que den más de lo que entienden o pueden darnos.

 Luego observa ¿cómo están tus relaciones en general alrededor? ¿Cómo está tu relación con tu pareja o con tus hijos? Eso es un reflejo de tu relación interior con tus padres.

Los grandes sabios y maestros dicen que la relación sana con tu padre determina mucho tu vida financiera, tu seguridad en la vida, andar firme hacia tus sueños. Y la relación sana con tu madre hace que no tengas obstáculos ni bloqueos en las áreas de la salud, relaciones  y proyectos en general.

 Si están vivos o no, si viviste con ellos muchos años o no, si están en otro país, nada de esto importa porque recuerda ellos viven dentro tuyo. No puedes huir de esta realidad. Así que la gran sugerencia es que des el paso a liberarte de las cargas que piensas que ellos te impusieron. Nadie es culpable. Son solo experiencias para crecer. Darte cuenta que puedes sanar también los ayudará a sanar a ellos automáticamente.

Una herramienta muy bella es imaginártelos cada día en la mañana delante de ti y pedirles una bendición. También puedes tú darles una bendición. Al final del día puedes expresar gratitud hacia ellos. Haz esto todos los días. Poco a poco caerán las cargas. Y si tienes la oportunidad de verlos, abrázalos, ámalos como si fueran niños pequeños, renuncia a la idea de criticarlos y de manipularlos para que se sientan culpables. ¡¡¡Vamos a amarnos mutuamente!!! Así ayudamos a sanar la Tierra también, que es nuestra madre mayor.

 ¡Namaste!

Claudia Echeverri
Instructora de Talleres de Transformación y Crecimiento.
Oneness Trainer, Oneness University, India
Certificación internacional Heal Your Life Teacher, filosofía de Louise Hay
Sanadora Cósmica y Terapista Reiki Krystal
Creadora del taller Danza Mujer
Teléfono móvil: +593 998230675
Facebook: Sana Tu Vida y Se Feliz

Sobre el autor

Valeria AlarcónVer todas las entradas de Valeria Alarcón
Desarrollado por 2SIS Medios Digitales