VamosLa herramienta Kabbalista del Hilo rojo - Vamos

La herramienta Kabbalista del Hilo rojo


Newsletter |Por: Patricia Jurado
0

¿Mal de ojo?

Vamos…. ¿Realmente existe una fuerza negativa, una peligrosa corriente de energía que emana de los ojos de otra persona? Esa es una buena pegunta. La respuesta se halla en una sabiduría que data de hace 4 000 años, esta sabiduría se llama Kabbalah.

¿Qué es la kabbalah?

El concepto más erróneo es que se trata de algún tipo de religión, esto es completamente falso. La kabbalah es una tecnología espiritual y el diccionario Webster define tecnología como la aplicación práctica del conocimiento en un área en particular.

La kabbalah nos proporciona el conocimiento de las leyes universales que rigen la vida del ser humano comprendiéndose como tal al conjunto de cuerpo, mente y alma.

Existen evidencia contundente de que muchos de los grandes sabios y científicos de todas las ciencias y épocas eran a su vez estudiantes de kabbalah, antiguamente se decía que la kabbalah era la Prisca teología (latín) cuya traducción es la Sabiduría original, que es la que desentraña todos los misterios del universo, revela leyes espirituales , responde preguntas esenciales, proporciona soluciones , aclara enigmas y descifra códigos a través del uso de distintas herramientas, una de ellas es el hilo rojo.

Un rasgo común en todos los seres humanos es la envidia, manifestada en la clásica frase mal de ojo. En Italia, por ejemplo, se le llama ‘Mal occhio’ , los árabes le dicen ‘aAyin harsha’ , los escoceses lo conocen como ‘Droch shuil’ y los romanos como ‘Oculus malus’, esto explica que este conocimiento es inherente a la conciencia de toda la humanidad, no importa el origen geográfico, la etnia, la religión, etc.

Shutterstock

Shutterstock

¿Cómo opera el mal de ojo?

Cuando una persona mira a otra con envidia ocurre una contracción del aura de protección de la persona, el aura se retrae dejando un vacío, un orificio , seguido de esto una energía conocida como Juicio penetra en el espacio que se ha creado, esta energía tiene un solo propósito y una sola función: examinar todo lo que encuentra con rigurosidad sin hacer concesiones, no se detiene hasta que encuentra fallas, deudas kármikas y caídas espirituales, es su naturaleza, y una vez que las encuentra se adhiere a ellas y empieza a generar el caos en nuestra vida

Efectos del mal de ojo

Problemas de salud, dolores de espalda, resfríos, gripe, problemas en los negocios, peleas y dificultades en las relaciones. Muchas veces ni siquiera somos conscientes de que sentimos envida, o de que somos objeto de envidia, de hecho ese es uno de sus más peligrosos poderes, su forma oculta y sutil de operar.

¿Por qué el hilo rojo de la kabbalah es distinto de los demás?

Si tomamos en cuenta que la kabbalah es una sabiduría de 4 000 años de antigüedad, recibida y transmitida por sabios a lo largo de la historia, sabemos que estos kabbalistas antiguos se dieron a la tarea inmensa de decodificar el aspecto energético de todas las cosas que existen en el mundo físico

El color rojo tiene la menor frecuencia energética de luz, ósea la mayor negatividad. Pero, por qué entonces usamos el color más negativo de todos para protegernos de algo negativo. Se trata del efecto vacuna. Se te inyecta una mínima dosis del virus y esto genera anticuerpos que te protegen, el hilo rojo funciona igual.

¿Porque es de lana?

Energéticamente la lana representa la misericordia, expresado en palabras contemporáneas se trata de nuestra capacidad de ver con empatía y dignidad humana a todos por igual.

Adicionalmente, esta lana teñida de rojo se lleva a Israel a la tumba de la matriarca Raquel porque su alma representa en el universo la fuerza energética  e la misericordia, se hacen unas meditaciones kabbalistas especiales para generar protección, las mismas que se repiten cuando se coloca.

El principio más importante del hilo rojo

Basados en la ley universal de causa y efecto, el hilo rojo se coloca bajo el principio esencial de que no debemos juzgar para no recibir juicio, esto a su vez refuerza nuestro campo energético frente a los ojos de envidia que puedan existir en nuestro alrededor.

Sobre el autor

Gabriela TeránVer todas las entradas de Gabriela Terán
Desarrollado por PCN Agencia Digital