VamosLa estética íntima - Vamos
Colaboradores

La estética íntima


Belleza |Por: Dra. Pamela Vásquez
0

Hasta hace poco, las mujeres debían aceptar los efectos de la naturaleza y el paso del tiempo en su cuerpo, efectos que se notan mucho más en su zona íntima.

La estética vaginal ofrece la posibilidad de modificar de forma segura aquello que no gusta o incomoda a la mujer de hoy, con la garantía de una recuperación rápida e indolora mediante varias técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas.

Algunos defectos congénitos, accidentes, el envejecimiento, múltiples partos, pueden causar alteraciones en la mucosa, flacidez, disminución del tono muscular, hipopigmentación, entre otros; produciendo cambios y estiramientos en la zona vaginal que si bien no significan un problema en sí mismos, pueden tener efectos colaterales.

En ocasiones puede haber molestias físicas o dolores, como en algunos casos de hipertrofia labial, pero en otros, es más la importancia al impacto psicológico: baja autoestima e inseguridad a la hora de tener relaciones íntimas, etc.

Gracias a la cirugía estética vaginal y a los tratamientos de rejuvenecimiento vaginal, es posible devolver el tamaño y la simetría ideales, para mejorar la estética y funcionalidad y tener una vida sexual sana y placentera, mediante las  técnicas operatorias de cirugía ginecológica como la vaginoplastia, la himenoplastia o la labioplastia.

 La Ginecología Estética, o Ginecoestética, es una subespecialidad de la Ginecología que permite mejorar la estética de las zonas íntimas femeninas, ofreciendo cada vez más soluciones a través de la tecnología.

Hasta ahora, para corregir estos problemas se recurría a tratamientos clásicos como los ejercicios de Kegel (fortalecimiento zona pélvica) y a algunos procedimientos quirúrgicos. En la actualidad, el tratamiento con láser se presenta como una solución eficaz, segura e indolora para el abordaje de problemas tanto estéticos, como funcionales de la zona vulvo-vaginal.

La ultracavitación y la radiofrecuencia también son opciones para ser utilizadas en esta zona, con cabezales adaptados a la anatomía femenina, y con sistemas de enfriamiento incluidos, hacen que las sesiones sean indoloras y seguras.

La opción no invasiva para restaurar la estructura y la función óptima de la musculatura y la piel de la vagina, hacen que sean técnicas muy utilizadas, su uso dependerá del grado de lesión o daño, ya que habrá casos que sea indicado únicamente la cirugía reconstructiva.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital