VamosLa cerveza artesanal se apropia del mercado - Vamos

La cerveza artesanal se apropia del mercado


Lifestyle, Tendencias |Por: Pamela Cevallos H.
0

Rubias, rojas, marrones, negras, con trigo, con miel… Munich, Irish Red, Porter y Stout, estos y muchos más son los tipos de cerveza, sus colores y aromas. Y es que hoy en día hacer cerveza es cuestión de honor, así lo sostienen muchos pequeños productores que ven en la elaboración de una de las bebidas más antiguas del mundo la oportunidad de hacer un negocio amigable con el ambiente y de total calidad para los consumidores.

La historia de la cerveza tiene más de cinco mil años, la preparaban de varias maneras con el fin de beber líquido sano, ya que el agua en ese entonces era altamente contaminada y no se la podía beber con facilidad. Al igual que el vino, la cerveza tuvo sus momentos monarcas y posteriormente más incluyentes. Hoy en día es una de las bebidas más expendidas a nivel mundial y que acarrea inmensos negocios transnacionales que mueven millones de millones de dólares en todo el planeta. Pero de esta cerveza no estamos hablando en este espacio. Aquí hablamos de la pequeña producción, de la que valora la calidad de sus ingredientes para lograr un sabor diferente, con tonos distintos a los que se ofrecen en el mercado, de la que se elabora en pequeñas cantidades y de la que la gente visita un local para catarla y felicitar a quien la hizo, por su dedicación y horas entregadas a un producto especial regalo para el paladar.

Cuando se visita la página de la Sociedad Ecuatoriana de Cerveceros Artesanales (secaecuador.es.tl), de primera mano, uno queda enganchado con un video de la asociación norteamericana de cerveceros artesanales que defienden con honor su trabajo. La fuerza del mensaje llega al corazón y cumple de inmediato su cometido: comprender que la elaboración artesanal de una cerveza conlleva amor, pasión, admiración por un trabajo y voluntad de servicio. Y es que los cerverceros artesanales no buscan competir con las cervezas comercialmente tradicionales, de hecho, quieren diferenciarse hasta en el sentido ambiental y son muy escrupulosos al hacer su trabajo, tanto con el medio ambiente como con el uso de los instrumentos y material usado para preparar una cerveza. Para ellos, la mayoría de las cervezas que se encuentran en el mercado no ofrecen una verdadera cerveza, según ellos contienen otros ingredientes que no son necesarios usarlos en esta bebida y que les resta sabor y calidad como: el arroz y el trigo.

Para los cerveceros artesanales hacer una cerveza y vivir de este negocio se trata de independencia, de innovación, de creatividad, de curiosidad y hasta es un asunto familiar. También hablan de integridad, tradición y estilo propio, así pues se piensan como auténticos, locales y diversos, algo que además les permite sostenerse a través del apoyo de la comunidad y su respeto por el trabajo que hacen.

¿Qué cotiene una cerveza? Pues agua, malta, lúpulo y levadura y mucha concentración y dedicación en cada parte del proceso de elaboración. Los lúpulos pueden ser de mayor o menor nobleza y estos son los que otorgan el sabor amargo y los aromas propios de cada una. Los fanáticos de la elaboración de cervezas caceras deben aprender a  controlar la temperatura a la que se cocina la malta y manejar los tiempos de fermentación. No es un trabajo difícil y basta con entender el proceso, sin embargo, lleva tiempo y requiere de amor por la práctica y la originalidad.

Shutterstock

Shutterstock

La cerveza es una de las bebidas más nutritivas que existe, se la ha asociado siempre con la barriga cervecera, pero estudios han demostrado en varias ocasiones que no es cierto, de hecho el consumo moderado de cerveza ofrece una vida más larga, previene alrededor de 26 mil muertes al año, sus consumidores tienen menos probabilidades de desarrollar presión arterial alta, tienen menos riesgo de padecer diabetes; protege de accidentes cerebrovasculares, favorece a un cerebro más saludable, ofrece corazón y riñones más sanos, etc.

En el Ecuador la cantidad de cerveceros artesanales va en aumento y también la de sus consumidores. En los supermercados locales ya se las puede encontrar luciendo etiquetas muy creativas que aluden a lugares específicos del país o ciudad donde se las elabora o simplemente haciendo honor a parajes especiales ecuatorianos. Los nombres también van por ahí, puesto que sus pensadores quieren homenajear a su tierra con su trabajo, pues se sienten orgullos de él. Y es que la gastronomía trae consigo este tipo de satisfacciones, pequeños esfuerzos que llenan a través de los sabores y aromas el alma, pues como dice el dicho ‘Barriguita llena corazón contento’ y la cerveza no se queda atrás, alegra, pone contentos los corazones de hombres y mujeres que gustan del buen comer y beber. Así que, ¡salud! Y apoyar a estos revolucionarios cerveceros que luchan todos los días por entregarte un producto mejor.

 

Sobre el autor

NICOLE MONCAYOVer todas las entradas de NICOLE MONCAYO
Desarrollado por PCN Agencia Digital