VamosIntervención psicológica en el cáncer - Vamos
Colaboradores

Intervención psicológica en el cáncer


Salud |Por: ADRIANA FORNASINI
0

En los últimos años se han hecho varias investigaciones para encontrar la relación de la personalidad y estados emocionales en combinación con factores biológicos con la aparición y desarrollo del cáncer de mama.

En la década de los cincuenta empezaron estudios sistemáticos de las influencias sociales y psicológicas con el cáncer. Desde hace 20 años aparecieron varias publicaciones de investigaciones sobre el tema. Las investigaciones se dividen en tres aspectos principales: la relación de la personalidad con el cáncer, la influencia de las situaciones estresantes y emociones negativas, los estilos de afrontamiento frente al cáncer con sus repercusiones en la enfermedad y los tipos de intervenciones psicológicas que son más efectivas para reducir el malestar emocional. (Ruiz 07)

Las investigaciones enfocadas en determinar un tipo de personalidad relacionado al cáncer han encontrado que las personas con el tipo de personalidad C están relacionadas con el cáncer. Las características de la personalidad tipo C son las siguientes:

  1. Depresión: Puede ser un factor adicional en el desarrollo y aparición del cáncer, y las personas con depresión tienen un riesgo más alto de morir de cáncer años más tarde.
  2. Desamparo y desesperanza: Se relacionada con la aparición del cáncer de un modo más consistente. Es un buen predictor del desarrollo de cáncer de mama y melanomas, así como de las recaídas de la misma enfermedad.
  3. Falta de apoyo social: La pérdida de personas importantes es uno de los factores que puede contribuir al desarrollo del cáncer. Existen indicios de que la falta de apoyo social puede estar asociada a una baja actividad de los linfocitos NK, células capaces de destruir las células cancerígenas cuando estas aparecen e impedir así el desarrollo de la enfermedad.
  4. Incapacidad para expresar las emociones negativas: Las personas proclives al cáncer tienen una gran dificultad para expresar emociones de ira, agresividad, y otras emociones negativas. No logran expresarlas de un modo apropiado, tratan de ignorarlas y suprimirlas sin llegar a procesarlas correctamente ni a solucionar el problema.
© Shutterstock

© Shutterstock

Cuando la persona se ve sobrecargada por el estrés acumulado reacciona de las siguientes posibles formas:

a) Comienza a cambiar y a desarrollar un estilo más adecuado de afrontamiento de los acontecimientos estresantes.
b) La fachada se derrumba y su desesperanza se hace manifiesta.
c) Continua utilizando el mismo patrón tipo C, lo cual le crea cada vez más tensión.

Ma Angeles Ruiz Fernández recientemente realizó una investigación en la facultad universitaria UNED de Madrid, donde participaron un total de 322 mujeres con cáncer de mama. Todas ellas fueron diagnosticadas durante las Campañas de Prevención realizadas por el Departamento de Salud de la Comunidad Autónoma de Navarra en los años 1992 y 1993.

Los datos procedentes de esta investigación van en la línea de las hipótesis que sugieren la existencia de un patrón de conducta denominado Tipo C en las mujeres que padecen cáncer de mama. Los distintos análisis realizados revelan que las mujeres de la muestra tienden a puntuar bajo en la escala de neocriticismo y a indicar niveles bajos de ansiedad en las situaciones habituales de su vida no relacionadas con el cáncer. Tienden a inhibir los sentimientos de ansiedad y tristeza, mostrando en su comportamiento interpersonal una clara tendencia a racionalizar las relaciones conflictivas para evitar confrontaciones y poder mantener así relaciones armoniosas.

También se observa en la investigación que las personas que después de saber que tienen cáncer utilizan estrategias positivas que favorecen el espíritu de lucha y pueden reducir significativamente los niveles de depresión de las mujeres con trastornos neoplásicos. Igualmente ocurre con las estrategias de ‘negación’ puesto que, las personas sin síntomas depresivos utilizaron este estilo de afrontamiento con mayor frecuencia que las mujeres con depresión. Por el contrario, las estrategias de Indefensión/desesperanza, Preocupación Ansiosa y Fatalismo/Aceptación Estoica, fueron utilizadas con mayor frecuencia por las personas con los mayores niveles de depresión (depresión severa y moderada) y en un grado significativamente menor por las personas con depresión leve o sin depresión.

Finalmente, del análisis de regresión se desprende, que del conjunto de variables de personalidad y estilos de afrontamiento evaluados, lo que mejor predice el nivel de depresión que experimentan las mujeres como consecuencia del diagnóstico o tratamiento del cáncer, es tener niveles altos de ansiedad general, afrontar la enfermedad con desesperanza e indefensión y con preocupación ansiosa y, no poner en marcha con suficiente frecuencia estrategias que favorezcan el espíritu de lucha, repercutiendo notablemente en su calidad de vida percibida.

Estos resultados nos llevan a sugerir la conveniencia de que las intervenciones psicológicas destinadas a promover el ajuste emocional de las mujeres que padecen esta enfermedad incluyan técnicas encaminadas a cubrir los siguientes objetivos: (a) reducir la ansiedad que puedan estar experimentando las mujeres ante las situaciones conflictivas de su vida estimulando, para ello, tanto la expresión de emociones negativas como la puesta en marcha de nuevas habilidades sociales o estrategias de resolución de problemas; (b) promover atribuciones internas de control sobre su salud y estrategias que faciliten el afrontamiento de la enfermedad con espíritu de lucha y de todos aquellos problemas personales y/o sociales derivados de la misma.

Intervención pre-operatoria a la cirugía de cáncer de mama
Como se mencionó anteriormente la paciente que debe ser intervenida para una operación mamaria padece de mucha ansiedad producida por la preocupación de saberse enferma. Antes de la operación sea esta para extirpar el tumor o para reconstrucción mamaria la paciente deber recibir apoyo psicológico. Es conveniente motivar a la paciente introduciendo en su psique pensamientos alentadores y esperanzadores, ya que como se sabe el estado anímico influye en la expansión del cáncer. En los casos en los que el cáncer ya haya cedido y la intervención sea netamente reconstructiva sigue siendo importante dar un apoyo emocional ya que las pacientes suelen quedarse con traumas que les ha producido la enfermad. Y muchas veces la vida de este tipo de pacientes lleva cargas emocionales no expresadas por lo que hay que trabajar temas de pareja no resueltos, castigos de la infancia, falta de autoestima, también trabajar para que la paciente saque sus emociones, su tristeza, su ira su frustración y no siga dirigiéndose de forma mal sana hacia el interior de la paciente.

Es importante que aprendan a expresar las emociones que por tanto tiempo han sido reprimidas. Se deben analizar las posibles prácticas para el manejo de la enfermedad, explicarle los procesos que debe pasar, lo que sucederá en la cirugía y después de esta. Además es importante motivar al paciente explicándole los aspectos positivos de la cirugía, de la extirpación del tumor que le permitirá mantener su vida. En el caso de la reconstrucción mamaria aún más ya que la señora tiene la posibilidad de recuperar su mama, manteniendo la armonía del cuerpo y manteniendo una vida lo más normal posible. Es importante recalcar la relevancia que tienen las mamas en las pacientes ya que esto refleja parte de la feminidad. El hecho de la reconstrucción mamaria les permite a las pacientes continuar una vida sexualmente activa lejos de complejos a pesar de haber sufrido el cáncer mamario.

La paciente debe saber lo que puede esperar de la cirugía para que no se produzcan falsas expectativas que luego empeoren el estado anímico de la paciente.

Otra herramienta terapéutica pre operatoria es la relajación por lo general las pacientes se encuentran ansiosas y nerviosas por lo que el ejercicio de enfocarse en la respiración, relajación corporal y encontrarse en un lugar seguro suele permitir que las pacientes entren más relajadas a las salas de operación y por lo tanto en mejores condiciones operatorias.

El cáncer de mama sigue siendo, hoy día, uno de los más frecuentes en las mujeres de nuestra sociedad. Para la mujer no es sólo una terrible enfermedad sino que muy frecuentemente, como parte del tratamiento, conlleva la mastectomía o extirpación de la mama. Por tanto, la mujer deberá enfrentarse al cáncer de mama y a la pérdida de un seno, o que es lo mismo, a la pérdida de parte de su feminidad.
La reconstrucción mamaria muchas veces significa un paso primordial hacia la normalidad, no sólo restituye un órgano perdido, sino que ayuda a recobrar la feminidad perdida y contribuye a olvidar la terrible lucha que se ha llevado contra la enfermedad. No interfiere ni en el tratamiento ni en el control de las pacientes, la prueba de ello es que cada día son más los oncólogos que recomiendan la reconstrucción mamaria. El objetivo del cirujano plástico es crear un nuevo pecho, lo más parecido a una mama natural. Para ello, a lo largo de los años, y a medida que iban avanzando las técnicas quirúrgicas y los conocimientos anatómicos, han ido apareciendo técnicas que permiten reconstrucciones de mayor calidad y más fisiológicas.

Intervención psicológica post- operatoria de la paciente de reconstrucción de mamaria
Debe estar pendiente de los resultados de la operación en conjunto con el médico para dar el soporte emocional necesario. Reforzar los buenos resultados utilizándolos como otra estrategia terapéuticas para los pacientes que han sufrido cáncer mamario. En caso de que la cirugía no haya dado los resultados esperados seguir alentando al paciente para que no decaiga y continúe perseverando en los tratamientos que la llevaran a la mejoría. A pesar de los éxitos clínicos las secuelas de haber tenido cáncer suelen dejar a las pacientes deprimidas y ansiosas por lo que se debe hacer un terapia para que la persona supere lo vivido, es un proceso. Incluso se puede utilizar a la enfermedad como un sentido de vida que le permita encontrar nuevas metas y enfocar la vida de una forma más constructiva. Cada caso es diferente lo que está claro es que estas mujeres requieren mejorar su autoestima empoderarse de sí mismas, sentirse fuertes, perseverantes y capaces de sacar sus emociones y luchar por estar mejor.

Adriana Fornasini – Psicología Ecuador
Escrito por Psic. Adriana Fornasini
• Correspondencia: http://www.cfnavarra.es/. Psychological intervention in patients with breast cancer. Mo Angeles Ruiz Fernández.
• Departamento de Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos. (UNED) Madrid- España.http://www.cepvi.com/. Personalidad tipo C y su relación con el cáncer

Sobre el autor

Soporte PcnubVer todas las entradas de Soporte Pcnub
Desarrollado por PCN Agencia Digital