VamosFace counturing, recuperación del óvalo facial - Vamos

Face counturing, recuperación del óvalo facial

Lunes, noviembre 25, 2019
Cuerpo y Piel |Por: Dra. Pamela Vásquez
0

Con el pasar de los años, nuestro cuerpo va cambiando y en el rostro es donde esos cambios son más visibles, con la aparición de arrugas, de manchas, disminución de la elasticidad y sobre todo la pérdida de la tonificación tanto en músculo como en la piel.

El óvalo facial es el marco de nuestro rostro, rico en colágeno, elastina y donde está la sustentación gracias a los ligamentos del ángulo que forma  el triángulo de la juventud, que es con la punta hacia abajo.

A los 40 años se empieza a invertir este triángulo, quedando la parte más ancha en la base, se forma la grasa y la flacidez de la papada, los cachetes caídos forman un surco alrededor de los labios (marioneta), y la musculatura se pierde también.

Existen algunos tratamientos que pueden ayudar a mejorar estos cambios antes de llegar a la cirugía, sin embargo, en algunos casos dependiendo del grado de afectación, sería la única opción.

El HIFU, (ultrasonido focalizado alta intensidad) produce una quemadura interna generando fibrosis y esto a su vez nuevo colágeno, tensando así toda la zona tratada, es un procedimiento con resultados en 3 meses, y se puede realizar alrededor de 2 a 3 sesiones.

El desoxicolato de sodio es un detergente o degradante de la grasa es muy utilizado a nivel de papada para la grasa localizada, se coloca en inyecciones como mesoterapia, puede variar las sesiones de 3 a 6 dependiendo de la cantidad de grasa, una vez por semana y seguida de drenaje 48 horas, no se puede utilizar en otras áreas del rostro.

La carboxiterapia ayuda a tensar y también quema la grasa, la ventaja es que esta si puede ir a otras áreas del rostro, es la introducción por pinchazo de gas CO2 en mínimas cantidades, pueden ser sesiones alrededor de 4 a 6, una vez por semana.

La radiofrecuencia facial, activa por medio de calor al colágeno que con el tiempo pierde su estructura original, tensando la piel; este también se puede utilizar en zona frontal y en todo el contorno del rostro, se puede realizar una vez a la semana y mínimo 4 sesiones.

La mesoterapia tensora, con DMAE un tensor de piel, es una excelente opción en las etapas iniciales, son mínimas inyecciones en todo el rostro, en especial en zona de patas de gallo, nasogeniano y marioneta. Las sesiones varían de acuerdo a la flacidez del paciente, se realiza una vez por semana.

Los rellenos o fillers también pueden formar parte de los tratamientos, en la zona de la marioneta para dar volumen y sustento, lo mismo en zona de pómulos y en surco nasogeniano.

La combinación de los tratamientos será el éxito de la recuperación del óvalo facial, ya que hay diferentes afecciones, a diferentes niveles de estructuras que conforman el marco del rostro.

La valoración de un profesional será la clave para saber en qué tiempo usar los diferentes tratamientos y la duración de las sesiones de los mismos.

 

 

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital