VamosEl exceso de ego daña la salud - Vamos
Colaboradores

El exceso de ego daña la salud

Lunes, febrero 26, 2018
Vamos Al Día |Por: Agencias
0

Los egocéntricos se sienten superiores a los demás y siempre creen que tienen la razón. Ego, en latín, significa “Yo”, y hace referencia a la instancia psíquica por la que el individuo es consciente de su propia identidad y le permite tener un sentido de sí mismo.

Todo lo que le suceda a un individuo repercutirá según el “tamaño” de su ego. Algunas personas lo tienen devaluado y disminuido mientras que otras, por el contrario, lo tienen agrandado y sobrevaluado. Obviamente, ambos extremos suelen traer inconvenientes.

Durante el desarrollo del ser humano el ego se va conformando a partir de cómo es percibido por el otro y esa función inicial suele empezar con la madre, suficientemente contenedora y capaz de satisfacer las necesidades del niño. Si no existe una función materna adecuada, el infante es incapaz de iniciar la maduración de su yo o bien su desarrollo queda necesariamente distorsionado en aspectos vitalmente importantes.

Si después, durante el desarrollo, el propio sujeto se va deseando a sí mismo en exceso se suele transformar en una personalidad que pierde de vista la proporción realista de su yo, el que pasa a ocupar el centro de su actividad psíquica dejando de lado las necesidades de las personas que están a su lado y que llegan a ocupar un lugar secundario o, sencillamente, no les presta atención alguna.

Quienes desarrollan en exceso su ego tienen como rasgos distintivos que se sienten superiores a los demás; siempre creen que tienen la razón; tratan de imponer sus puntos de vista por ser los únicos válidos; tienen respuestas para todo; suelen no escuchar y no pueden callar ante criterios de otros que consideran errados; quieren resolver la vida de los demás; no aceptan críticas.

Además de lo psicológico, se encontró que quienes tienen marcados rasgos de exceso de ego tienen también mayor producción de cortisol, hormona que en exceso termina provocando hipertensión y problemas cardíacos.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital