Vamos¿Cuáles son los efectos del frio en nuestra piel? - Vamos
Colaboradores

¿Cuáles son los efectos del frio en nuestra piel?


Cuerpo y Piel |Por: Pamela Vásquez
0

El frío produce vasoconstricción en los vasos sanguíneos de la piel, esto debilita la película protectora hidrolipídica, causando una disminución de la temperatura cutánea con la finalidad de mantener la temperatura corporal. La piel está adaptada para soportar temperaturas menores a 37º C pero implica la pérdida de elasticidad, la reducción del flujo sanguíneo y la supresión de la sudoración. Así internamente se mantiene la temperatura en los órganos.

Esa vasoconstricción en los capilares de la piel, disminuyen la irrigación, provocando que no lleguen suficiente oxigeno ni nutrientes a las células de la epidermis, dejando la piel con un aspecto apagado.

También se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impide que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible.

Un cambio climático extremo durante un periodo de tiempo acumulado puede debilitar los capilares de la piel: el calor dilata los capilares mientras el frío los constriñe. Si los capilares se debilitan, acaban siendo más permeables y esto puede causar enrojecimiento, grietas y irritaciones que pueden desencadenar una cuperosis o rosácea, causando una piel sensible.

La cuperosis o rosácea se da en la zona de los pómulos con mayor frecuencia, pero puede estar presente en todo el rostro;  la piel aparece muy roja, inflamada, a veces acompañada de pequeñas lesiones como granos, y sobre todo por la aparición de las telangiectasias o arañas vasculares.

Como proteger la piel a las bajas temperaturas, el primer paso es una limpieza adecuada, para potenciar los productos, una buena hidratación con activos como ácido hialurónico, los extractos de kiwi, sandía y manzana.

Utilizando productos como serums y cremas hidratantes específicas contra las rojeces y arañitas vasculares (telangiectasias), para proteger y reforzar los capilares de la piel, sobre la microcirculación aportando colágeno a las paredes de los capilares para reforzarlos y evitar su permeabilidad.

Hay en el mercado líneas específicas para pieles sensibles y con rosácea, tienen la capacidad para aliviar el enrojecimiento, restaurar la uniformidad y reforzar la barrera natural.

La mayoría de esos productos contienen extracto de camomila y pantenol (como calmante), algunos polisacáridos que protegen y regeneran la piel y que trabajan a nivel de la microcirculación.

A nivel de consultorio se pueden hacer tratamientos con mascarillas hidratantes profundas, tipo hidroplásticas, colocación de serums; mascarillas para pieles sensibles y regenerativas que calmen el enrojecimiento y a porten con hidratación.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital