VamosCómo prepararse psicológicamente para empezar el año - Vamos

Cómo prepararse psicológicamente para empezar el año


Salud |Por: ADRIANA FORNASINI
0

El inicio de año es un momento importante para finalizar una etapa, para dejar atrás lo que fue doloroso el año anterior, los defectos, las debilidades, los tropiezos y empezar algo nuevo. Los seres humanos siempre hemos necesitado de los rituales como una manera de entender los cambios de época, de estación y de edad. Los rituales son un espacio simbólico que refleja la necesidad del alma de expresarse con la ayuda de la música, objetos u oraciones. De esta forma representamos las etapas de la vida, la unión amorosa, el nacimiento de un niño, el paso de la niñez a la adultez, la muerte, etc. Estas representaciones son de suma importancia para darle sentido a la vida, para entender dónde estamos parados y replantearnos hacia donde queremos caminar. Si no hubieran estos cortes, finales y comienzos de ciclos probablemente la sensación sería de que no avanzamos, y que vamos a lo largo de la vida sin la posibilidad de nuevos comienzos.

El inicio del año, según el calendario gregoriano, es una buena opción para sentir que empieza una nueva etapa. Con esto inconscientemente, recibimos el mensaje de que algo nuevo empieza, y esto puede llenarnos de motivación para hacer las cosas de mejor manera. Sentir que nuevas cosas van a pasar, que la vida está en constante movimiento y que todo evoluciona, nos llena de esperanza para seguir caminando. Además, esto nos da la posibilidad de  tomar la determinación interna, de hacer las cosas de una manera distinta, que es lo más importante.

Como siempre hago hincapié, lo más potente para sanarse y mejorar es la decisión interna. Los cambios importantes en nuestra vida vienen dados por una introspección profunda de los patrones limitantes que rigen nuestra vida. Estamos muchas veces estancados, no por lo que pasa a fuera, sino por usar internamente pocos recursos repetitivos y dañinos que no nos dejan avanzar. Hacer un estudio interno no es fácil, porque puede resultar abstracto, los pensamientos son engañosos, por eso tener un amigo o un terapeuta con quien hablar, que nos sirva de espejo, puede ser útil para descubrir que nos detiene o nos hace sufrir. En este estudio interno vale la pena hacernos la pregunta: cuáles son los patrones de mi vida que se repiten, cuáles son los problemas emocionales con los que me confronto constantemente. Por ejemplo, ¿tiendo a sentirme abandonado, atacado, víctima o aburrido? Si hay una emoción o sensación que se repite a través del tiempo, puede ser que sea un hábito  incorporado que viene de mí mismo más que de factores externos. La sensación repetitiva también puede generar que el individuo, se comporte de tal manera que haga que en su realidad el resto refuerce lo que le hace sufrir. Es difícil reconocer que nosotros mismos somos lo creadores de nuestra realidad y de nuestra vida, pero lo positivo es que al darnos cuenta de eso, tomamos el control de nuestra felicidad.

© Shutterstock

© Shutterstock

Otro ejercicio interesante para realizar en esta época de inicio de nuevo ciclo es observar que patrones relacionales se repiten. Puede ser que haya una búsqueda inconsciente no resuelta que hace que busquemos relacionarnos en dinámicas dañinas, por la necesidad de sanar algo del pasado. En estos casos es recomendable hacer una terapia para sanar  y cortar la repetición constante. El inconsciente según Freud tiene la tendencia a repetir lo no resuelto y eso nos puede encadenar a vivir las mismas cosas, así los ciclos cambien y los años vuelvan a empezar. Por lo tanto, ir a lo profundo no resuelto y tener la valentía de trabajarlo dará un pronóstico positivo y las cosas irán mejorando.

Otra recomendación es visualizar las metas que tenemos, de preferencia escribirlas, porque somos seres muy visuales. Al tener claro punto por punto hacia dónde queremos ir es más probable que lo concretemos. Las metas y los propósitos nos dan estructura interna, porque tenemos una motivación diaria que nos llena y eso ayuda a mantener un buen estado de ánimo. Si estamos con muchas ganas de lograr las metas propuestas, también se recomienda escribir cómo las puedo concretar,  punto por punto. Especificar los pasos que tengo que tomar para que la situación se vuelva más fácil y real.

Puede ser que haya problemas a nivel externo, como la economía, problemas laborales o familiares, pero siempre queda enfatizar, que la verdadera felicidad viene del interior. Limpiar los dolores, soltar, vivir el presente, meditar, conectarnos con la naturaleza y tener una vida espiritual rica serán el verdadero soporte de lo que pase en el exterior. Si trabajo en mi paz seré un sostén para el resto, trabajar por mejorar la sociedad en vez de deprimirme y saber que la vida está en constante cambio, pero el ancla de la felicidad es cómo me siento por dentro y cómo decido ver la vida, pero, sobre todo, tomar la decisión de sanar y cambiar internamente hará el año nuevo mejor.

Sobre el autor

Soporte PcnubVer todas las entradas de Soporte Pcnub
Desarrollado por PCN Agencia Digital