VamosCaída del cabello por estrés - Vamos

Caída del cabello por estrés


Cuerpo y Piel |Por: Dra. Pamela Vásquez
0

El cabello está compuesto por proteínas (queratina), agua, lípidos, pigmentos y oligoelementos, cada folículo se halla genéticamente programado en su actividad.

La alopecia es la falta o disminución del pelo, que puede ser causada o asociada a desordenes sistémicos (hipotiroidismo), estrés físico severo, deficiencias nutricionales, causas congénitas, algunos medicamentos y alopecia por estrés o nerviosa.

Cuando sufrimos estrés durante un período prolongado, parte de los cabellos que se encontraban en fase anágena (de crecimiento) pasan de forma brusca a la fase telógena (o de caída), saltándose una fase y evitando que vuelva a crecer pelo nuevo en el folículo piloso mientras se mantiene la tensión.

Tiene que ver con el cortisol, la hormona se libera ante una situación de estrés o ansiedad, que en el cabello, afecta a la circulación, se vuelve más lenta, esto impide la correcta absorción del agua y algunos nutrientes, afectando directamente al crecimiento de nuestro cabello.

Es posible tratar esta patología desde varios ángulos, se puede tratar por vía tópica, oral o intradérmica (mesoterapia). Los tratamientos buscan reducir la caída, manteniendo el cabello existente y mejorando su crecimiento.

Dentro de la vía tópica están champús, cremas de enjuague, lociones capilares, ampollas capilares, que tienen función higiénica, tonifican, mejoran la circulación (minoxidil, pantenol, biotina, ceramidas, extractos de plantas).

Por la vía oral la mayoría son nutricosméticos, que se usan para reforzar los tratamientos capilares tópicos, suelen tener en su composición aminoácidos, proteínas, vitaminas y oligoelementos. Deben ser tomadas por 3 a 6 meses, con periodos de descanso.

Desde casa podemos utilizar algunos componentes que nos ayudarán a detener la caída del cabello, mejorando la circulación y disminuyendo la inflamación.

Ajo, cebolla y limón, son antibacterianos y tienen compuestos azufrados, necesarios para mantener la estabilidad de las fibras capilares. Licuar en proporciones iguales los tres ingredientes, se forma una pasta, misma aplicar sobre el cuero cabelludo y déjalo actuar por 20 minutos. Retirar con agua.

Sábila o Aloe vera, tiene muchas propiedades medicinales, permitirá hidratar, cicatrizar y humectar el cuero cabelludo. El tratamiento consiste en preparar una pasta o mascarilla capilar, mezclar la sábila con un poco de agua hasta conseguir una crema. Aplicarlo sobre el cuero cabelludo con masajes, movimientos circulares por unos 10 minutos. Retíralo con agua y verás que el cabello quedará más limpio, brillante y más fuerte.

La remolacha tiene un alto contenido en nutrientes, vitaminas B y C, calcio, fósforo y potasio. Poner a hervir una remolacha y dejarla que hierva por 10 minutos, lo que nos interesa es el líquido. Dejar enfriar y colocar sobre el cabello con movimientos circulares para activar la circulación. Repite dos o tres veces a la semana.

Leche de coco y zanahoria, da fuerza a la raíz, ya que son ricas en nutrientes. La zanahoria tiene antioxidantes y vitamina B6 y B12. Y la leche de coco más vitaminas, aminoácidos, sales minerales y oligoelementos. Preparar un zumo espeso y aplicarlo en el cabello. Haz esto una vez a la semana hasta que hayas notado diferencias consistentes.

Lo más importante ante un diagnóstico de alopecia nerviosa o alopecia por estrés es saber que se trata de un tipo de alopecia temporal, reversible. El pelo volverá a crecer una vez que los episodios de estrés o ansiedad terminen y el cabello recuperará sus ciclos normales, sin saltarse fases. Los folículos pilosos que quedaron “dormidos” en la fase telógena, pasarán a la fase anágena y volverán a producir pelo nuevo.

Sobre el autor

GABRIELA BARREIROVer todas las entradas de GABRIELA BARREIRO
Desarrollado por PCN Agencia Digital